http://www.guias-viajes.com

Relato de mi viaje a New York PDF  | Imprimir |  Correo electrónico
martes, 31 mayo 2005
NY una semana antes de que nada fuera igual...............
 
Mis referencias de Nueva York eran todas cinematográficas. De hecho, no podía pasar por delante del Empire State sin pensar en Cary Grant esperando, infructuosamente, la llegada de su amada. Ni tomar un capuchino en el Café Fígaro sin recrear en mi memoria una de las más famosas matanzas "corleonicas" de "El Padrino". Para mi, el desayuno ante los escaparates de Tiffany's era visita obligada en Nueva York.

Quizá por todo esto, lo que menos me interesaba de Nueva York era la zona de negocios, las Torres Gemelas sólo tenían importancia como parte del Sky Line de la ciudad (maravilloso, por otro lado). Sin embargo habíamos contratado un paquete vacacional que incluía visita al observatorio que se encontraba en lo alto de una de las torres. Y ya se sabe....... si se ha pagado, se consume, apetezca o no apetezca......... que vergüencilla reconocerlo!!!.

Con ánimo lúdico, felices y sin temor a las alturas cogimos un ascensor que parecía no llegar nunca a su destino. Aquello resultaba más bien incomodo. Un montón de razas y  nacionalidades compartiendo un espacio demasiado reducido y por un periodo superior al que nadie imagina pasar en un ascensor. Las caras eran de desconfianza...... "resultará seguro este chisme???". Inmediatamente la realidad nos devolvía la confianza: .... "por favor!! Que estoy en las Torres Gemelas!! Que estoy en Nueva York!!! Que esto es Estados Unidos!! Puede haber algo más seguro??"Llegamos por fin a la cabeza del gigante. Todo muy turístico. Tiendas de recuerdos, cafeterías a precios de restaurantes de lujo, y como no, japoneses fotografiando hasta el último milímetro de la planta.

Sin embargo, aquello tenia su encanto. El mismo encanto del que vuela. La ilusión de que se roza el cielo. Estábamos volando sin alas!!Una vez que conseguías abstraerte de lo que te rodeaba, empezaba la magia. La tierra perdía todo sentido, no había vida allí abajo. Por más intentos que quisieses hacer, y por más que guiñases los ojos, cual japonés fotoadicto, no eras capaz de divisar signo alguno de vida en la tierra. Tejados de edificios, puentes sobre el Hudson, calles como surcos........... todos vacíos, nada se movía, ni coches, ni mucho menos personas.Era una sensación extraña, que tiempo después me dejó el sabor agridulce de los presagios que se cumplen irremediablemente.

Una semana después estaba de vuelta en Madrid. Otra vez trabajando y otra vez la misma rutina que nos hace que parezca imposible que alguna vez no tuvimos horarios.Un murmullo empezó a sonar a gritos. Un avión se había estrellado contra una de las Torres Gemelas..... accidente? Atentado?El mismo lugar donde una semana antes yo había disfrutado de ver las gaviotas volar por debajo ya no tenia "debajo". Llantos, muerte  y destrucción ocuparon su lugar. Aquel lugar donde yo había tocado el cielo, ahora era el infierno. Entonces supe que había conocido un Nueva York que ya nunca volvería, en mi Nueva York las Torres Gemelas siempre estarán en pie.

Ultima actualización ( domingo, 01 abril 2007 )
< Anterior   Siguiente >





Relatos de tus Viajes

Relatos Viajes

Lugares del Mundo

Viajeros Viajando


   114 invitados conectados
| Home | Cuéntanos tu viaje | Africa | América | Asia | Europa | Oceanía | Tus viajes | Rutas | Viajar por España |